Elvira está... más bizca de lo normal.